May 10, 2010

Nunca me dejes de nuevo... Internes

Bueno, después de dos lunes sin internes, aquí me aparezco de nuevo. Les platico que mi ausencia de debió a que he tenido problemas de conexión. Mi ISP quemo algo y hay un “grupo de personas” que pertenecemos al “fallo masivo” del cual “no sabemos cuando este arreglado”. Eso se traduce en: “Ya se amoló, usted va a durar chorros de días sin internes y nos vale madressss”. En fin, ya no quemare a la compañía por medio de mi blog, soy mejor que eso u_u (aparte ya la queme por twitter…jijiji)


En fin, el caso es que les dije que ocupaba conectarme para hacer “tarea”, traducción: “ocupo conectarme porque soy adictaaaaa y no puedo vivir sin mi Messenger y mi Facebook y mi Twitter. Arréglenlo YA.” Y la señorita Brenda, me dijo “te puedes conectar usando el modem telefónico” Fue cuando me dije a mi misma, ¿por qué no pensaste en eso ayeeer, zoqueta?”. Y pues ya me dispuse a conectarme pero, oh, sorpresa: No hay cable de teléfono largo para que llegue a mi cuarto, así que pegue dos cables y los pase para mi cuarto. Y ya por fin me pude conectar, pero esta LENTISIMO. ¿Cómo podía vivir con esta velocidad?


Gracias a dios avanzo todo esto, pero me acorde cuando empezaba con esto del Internet. Me acorde que me tenía que conectar en el cuarto de lavado porque ahí estaba el teléfono. Acercaba una silla a la lavadora que usaba como mesa para poner la laptop. Después se nos ocurrió que podíamos comprar un cable más largo y entonces ya me podía conectar en la sala o cuando menos en la mesa de la cocina. Luego entre a estudiar la carrera y me enseñe sobre redes y logre terminar con las peleas de conexión (la que yo llamo las guerras del internet… si en la casa existieron primero las guerras del conejo, luego las de la tele, después las de la privacidad y por último las del internet, otro día les cuento.) configurando una computadora como puerta de enlace y así duramos 4 años, hasta que llego la banda ancha. ¡Y eran 250 kilobytes de ancho de banda! No lo podíamos creer (considerando que el faxmodem es de 56 KB). Y luego me gradué y compre un enrutador inalámbrico para la casa. Era genial estar conectado sin cables y cada quien en su cuarto. En ese entonces no había redes inalámbricas en la calle más que la nuestra. Más tarde subió el ancho de banda a 2 megabytes y sentía que me volaba el pelito cuando navegaba.


Y pues como se habrán dado cuenta, fueron dos semanas sin internet. Que porque se oxido algo en la caja receptora de la calle. Todos los de la calle que teníamos contratado ese servicio estábamos sin red… y nadie lo reporto más que yo. Espero que eso no diga nada negativo de mi afectación por la red. En fin, ya por fin llego el técnico y reparo lo que tenía que repararse y santo remedio, regreso el internes.


Claro que me di cuenta que soy dependiente de este sistema de información, “que significa opérculo”: rae.es; “o cielos, que será esto del sistema estocástico”: wikipedia.com; “como se amarra un sari?”: youtube.com; “déjame recupero el documento del correo”: gmail.com; “le voy a avisar a mis amigos de…”: facebook.com. Si, soy de la época donde se usaban los diccionarios, cuando ibas a la biblioteca a buscar información, cuando uno se comunicaba por teléfono o por carta, cuando los documentos estaban impresos… pero ya me acostumbre a esos avances y ahora los necesito.


Ah, cuantos recuerdos me trajo este problema. Bueno pues la siguiente semana les platico otra cosa. Por cierto, feliz día de la maye!!