Nov 13, 2012

Llueve



Aquí viene la lluvia de nuevo. Cae sobre mi cabeza como los recuerdos, como las emociones, como la esperanza. Y me doy cuenta de que aunque vas a mi lado, no somos lo que yo quisiera. Así que háblame como los amantes se hablan, caminemos como caminan los novios, bésame como se besan los enamorados. Pero no te lo digo, no puedo, simplemente aprieto tu mano.

Me miras, con esos grandes ojos color marrón e intuyes que algo se mueve en mi cabeza. La lluvia cae sobre mi como una tragedia, como un sentimiento nuevo, como la verdad.  Quiero seguir caminando así contigo, pero en tus ojos leo que no lo deseas más. Nos detenemos y mi deseo de saltar a lo desconocido contigo me domina, y me hace valiente. Tomo tu rostro en mis manos mientras caen las gotas de agua. "Miénteme." susurro. "Caminemos como caminan los novios" acaricio tu mejilla, "háblame como si me quisieras…" cierras tus ojos para que yo no vea que no sientes lo mismo que yo. "Bésame como si me amaras", por fin me animo a decir y cierro mis ojos por unos segundos. Los tuyos se abren de la impresión. Si lo haces, sabré que mientes, todo se ira al carajo, pero al menos así me quedare con este recuerdo, con la hermosa mentira bajo la lluvia. 

Titubeas y tomas mis manos para quitarlas te tus mejillas. Tal vez quieres ser todo un caballero y no aprovecharte de mi. Pero lo que yo mas quisiera es que me faltaras al respeto en este momento y te robaras todos lo besos que tengo para ti. Tal vez simplemente no sabes que hacer con lo que te dije. Ah, todo salió mal. Y antes de que me abandone el coraje, me acerco a tu oído y te digo en voz baja, bajo la lluvia "Bésame."

Cierro los ojos con anticipación, y lo único que siento es que deja de llover, dejas de tomar mis manos, te alejas. Te vas. Tengo frío.