Feb 1, 2011

Correos especiales

Correos especiales: Escríbele una carta a un demonio y otra a un ángel.

Por si se preguntaban cómo le hago para seleccionar la dinámica, voy y le pregunto a random.org que me dé un número aleatorio… ajajaja. Bueno, ¿qué esperaban?, soy ingeniera y ocupaba un método apropiado. Porque luego me agarra la flo y de antojarse una dinámica jamás íbamos a hacer nada. Bueno, carta, carta:

Querido Ángel de la guarda:

Espero que estés muy bien. Supongo que mientras escribo esta carta, la estás leyendo asomándote sobre mi hombro. Ya que se supone que siempre te encuentras a mi lado y me cuidas y me ayudas y demás. Pero bueno, la cosa aquí es que te escribo para pedirte un gran favor: Necesito que me dejes sola más tiempo.

Si, ya me canse de ser una niña buena. Y me quiero portar mal. Y teniéndote cerca susurrándome buenos consejos en el oído no es tan divertido. Otras personas han aprendido a ignorar a sus ángeles. Pero yo no puedo, no soy buena en eso. Siempre tengo que hacerte caso, es una compulsión que no me deja nada bueno, osea pues, nada malo, que es a lo que voy.

Te agradezco mucho tu entendimiento y cooperación en este punto tan vital para nuestra buena relación. Tu respuesta puede ser en otra carta o con una señal como por ejemplo: falta de remordimiento al comer pastel de chocolate durante el tiempo de dieta.

Mil gracias,
Megami


Tú que estas debajo de la cama:

Si, ya te descubrí por fin. Todo gracias a mi gato. Le encantaba esconderse de mí bajo la cama, y tiene ya varias semanas que no lo hace. Yo tenía mis sospechas porque he tenido muchas pesadillas en estos días, pero nadie me cree. Dicen que ya estoy grande para tenerle miedo al monstruo debajo de la cama, ni debería creer en él.

Yo creo que eres un pequeño diablillo y espero que esta petición formal toque alguna parte no tan mala en ti y te vayas de mi cuarto. Espero que al menos por haberte hecho reír con este intento -que ahora me parece un poco tonto- decidas agradecérmelo con marcharte.

De verdad que ocupo un par de noches tranquilas de sueño. Si quieres te consigo lugar en el cuarto de mi hermano, o en el de mis papás. Si tú gustas el vecino tiene cuatro niños. Creo que te divertirías más con ellos que conmigo. Si esto no resulta te aviso que en una semana viene el Padre Juan a sacarte por la fuerza.

Gracias por tu atención, atte.
Megami

Jajajajajaja, solo recuerden que es FICCION :P